• horizonteszvs

Lechos elevados

Los lechos elevados son una forma de jardinería donde las plantas crecen en un sustrato que está elevado del suelo, es decir, no están directamente en contacto con él. Este sistema permite introducir distintos tipos de sustratos en el jardín, además de controlar de manera más eficaz las condiciones del mismo.


Este artículo se centra en los lechos elevados que puedes crear en tu propio huerto. Explica las principales características de un lecho elevado para cultivar hortalizas o plantas aromáticas, los beneficios con respecto a plantar directamente sobre la tierra, y las desventajas.


Al final del artículo hay dos links a la página web de la Royal Horticultural Society RHS. Ambos explican cómo crear tu propio lecho elevado, el primer link lo hace a través de un video y el segundo a través de imágenes.

Características

Los lechos elevados suelen ser rectangulares o cuadrados dependiendo del espacio destinado en tu jardín a ellos. Normalmente son sin fondo, es decir, están en contacto directo con la tierra, pero en caso de que no lo sean es recomendable agujerear el fondo y añadir una capa de gravilla de unos xxcm para permitir el drenaje del agua. El hecho de que no tengan fondo sería una de las principales diferencias con las jardineras y las macetas.


La altura puede variar enormemente, desde unos centímetros por encima del suelo hasta la altura necesaria para ser accesibles por una silla de ruedas. Sin embargo la altura más común es entre 40-60cm por encima del suelo ya que permite suficiente sustrato para que las plantas puedan anclarse y penetrar sus raíces sin dificultad.


Los materiales con los que se pueden construir los lechos elevados son bastante diversos, pueden ser de hormigón, de piedra, de ladrillo, pero los más tradicionales son de cedro ya que es una madera resistente a la pudrición.


Es conveniente situarlos en un lugar soleado y protegido de las condiciones climáticas adversas como pueden ser los vientos o la nieve. La mejor orientación es hacia el sur, para obtener un mejor soleamiento, y cerca de una fuente de agua, para facilitar el riego.

El diseño puede ser muy diverso dependiendo de la imaginación de cada uno, se pueden organizar en distintos niveles, pueden ser verticales, las celosías para plantas trepadoras añaden un componente arquitectónico vertical, la diversidad en la plantación, y pueden adoptar la forma que más se desee –pueden ser en espiral o incluso circulares-. El diseño depende de las condiciones del jardín, y de los objetivos e imaginación del propietario.

Además de usarlos para crear tu propio huerto también tienen otros usos. Se pueden usar tanto es espacios públicos como privados para crecer frutas, hortalizas, vivaces y herbáceas, bulbos, y pequeños arbustos o plantas ericáceas. Las características y beneficios no varían, se controla de manera más eficaz la calidad del sustrato que tiene como consecuencias unas plantas más saludables.


Beneficios

  • Son una barrera para bichos parásitos como babosas o caracoles.

  • Protegen las plantas de pisadas y maquinaria usada en el jardín

  • Pueden ser accesibles para personas con movilidad reducida, ya que minimiza que haya que agacharse o doblar la espalda, o pueden tener la altura necesaria para adecuarla a una persona en silla de ruedas.

  • Se pueden diseñar para poderse sentar en los bordes, o incluso con un pequeño almacén para tus herramientas.

  • Alargan la temporada de crecimiento ya que el suelo permanece caliente por más tiempo lo que conlleva que se pueda empezar a plantar antes.

  • Mantiene las plantas libres de sufrir heladas, ya que están elevadas del suelo y el tipo de sustrato escogido es el más adecuado para el crecimiento de las plantas.

  • Se controlan y mejoran las condiciones del suelo con lo que respecta a la aireación y drenaje, y se evita la compactación.

  • Se reduce las posibilidades de que aparezcan malas hierbas ya que el sustrato usado es estéril y libre de parásitos, enfermedades y malas hierbas

  • La buena porosidad del suelo permite que las raíces crezcan más profundas permitiendo un mejor anclaje. Como consecuencia la cosecha es mayor y de mejor calidad.

  • Las plantas crecen más uniformemente ya que la competición es mínima.


Desventajas

  • Necesitan ser regadas más frecuentemente, ya que son más propensas a que el suelo se seque debido a la mejora en el drenaje.

  • No usar materiales que contengan metales pesados, como por ejemplo la madera tratada bajo presión. En caso de duda introducir una lámina de polietileno en el interior.

  • El coste inicial es más alto debido a que hay que importar el suelo y que construir el lecho.

Los links a la web de la RHS que se muestran a continuación explican cómo construir un lecho elevado.

https://www.rhs.org.uk/videos/advice/creating-raised-beds-for-plants

https://www.rhs.org.uk/advice/How-to-make-a-raised-bed

6 vistas

Zeltia Vega | Paisajismo